Transformación Digital: 3 prioridades del CIO

Habilitador tecnológico

Frente a la gigante ola de la Transformación digital, hay un actor clave que debe remar con fuerza para llevar a las empresas a un lugar que, fuera de sus zonas de confort, les permita surfear la ola y lograr el Cambio. Hablamos del CIO.

En un contexto como el actual, el CIO está llamado a “liderar el cambio cultural y organizativo que las organizaciones deben acometer para elevar sus negocios un nuevo plano digital, donde la experiencia de usuario será decisoria y en el que las nuevas tecnologías y los entornos MultiCloud establecerán los nuevos criterios competitivos de una nueva era que ya ha comenzado, y cuya velocidad de maduración supera con creces a todas las anteriores”, afirma Emilio Castellote, Senior Research Analyst, de IDC.

Según datos de IDC, para 2021 el 50% de los ingresos provendrán de la transformación de modelos de negocios digitales basados en economías de plataforma y monetización de datos

Frente a un nuevo paradigma

El analista identifica las tres prioridades que los CIOs tendrán que afrontar para surfear la ola de la Transformación digital.

El 58% de los CIOs tratará de optimizar las operaciones de su organización a través de procesos digitales y automatización para agilizar la capacidad de reacción y mejorar los tiempos de respuesta.

El 56% de los CIOs priorizará sus inversiones en la plataforma de transformación digital, ya que estás deben ser capaces de articular los nuevos servicios digitales y consolidar la relación con el mundo digital.

El 34% de los CIOs mejorarán la interacción con el cliente a través de experiencias digitales, puesto que el objetivo de cualquier estrategia de digitalización es adaptar la relación de la organización con el cliente tratando de convertirlo en el centro de cualquier nuevo servicio digital.

Una realidad que tiene poco que ver con tecnología

El CIO también deberá liderar la nueva cultura de colaboración y su aplicación. Para ello será imprescindible alinear la parte organizativa y tecnológica a través de la correcta redefinición de procesos entre todas las unidades y departamentos de la organización.

“2019 será el año en el que las organizaciones pongan en marcha sus nuevas estrategias digitales, y el CIO deberá convertirse en el abanderado del proceso de colaboración, definición, ejecución y seguridad en torno a aquellas nuevas experiencias digitales que definirán el futuro marco competitivo para las organizaciones”, culmina Emilio Castellote.

Realidad que hace obligatoria la necesidad de cambiar el “mind chip”, para poder evolucionar y trascender en lo que hoy conocemos como Nuevo normal.

Fuente: cioal