Líder o rezagado digital, ¿qué eliges ser?

Ante un contexto dinamizado por los cambios surge un nuevo liderazgo, capaz de diferenciarse de los demás gracias a la diversidad de retos actuales que este enfrenta. Retos que permiten a la empresa acercarse a mayor escala a su consumidor.

¿Qué indica esto?

Desde este punto parten sólidos argumentos que afirman que los líderes tradicionales deben cambiar si quieren seguir siendo los primeros en su sector, pues de otro modo es muy probable que de un momento a otro ya no sea así y se conviertan, finalmente, en rezagados.

Una empresa calificada como líder digital es capaz de asumir riesgos, crear estrategias de valor para la organización y adaptarse a los cambios.

Por su parte, según BBVA, aquellas empresas que no cuentan con un plan digital y tienen en marcha pocas iniciativas e inversiones, automáticamente pasan a ser rezagadas digitales.

Rezagados y sus escenarios

Ante la alta demanda de disponibilidad 24×7, inmediatez y personalización, los rezagados digitales enfrentarán los siguientes escenarios:

  • Inmovilidad: Desaprovechar los beneficios de interconectividad de las tecnologías actuales hará que pierdas nuevas oportunidades de negocio.
  • Batalla perdida  frente a nuevos modelos: Ganará aquella organización capaz de adaptarse y cumplir las exigencias del entorno.
  • Pérdida de clientes ante la llegada de nuevos players: En busca de nuevas experiencias y soluciones, tu cliente te abandonará.

Puede que el contexto sea complejo y exija centrar los recursos empresariales para resolver problemas que emergen inesperadamente, no obstante, delinear los trazos de una estrategia digital es un gran paso.

 El camino hacia el liderazgo

“Solo las organizaciones centradas en la tecnología obtendrán los beneficios que ofrecen los nuevos modelos de negocio, incluidas la capacidad de cambiar con rapidez, automatizar procesos y satisfacer las necesidades de sus clientes en tiempo récord”. – BBVA

Para ser un líder digital hay un largo y retador camino; en el que las empresas deben hacer frente a distintos desafíos derivados de una obsoleta dinámica laboral.

En su informe , la empresa Vanson Bourne define estos desafíos como los siguientes:

    • La privacidad de los datos y los problemas de ciberseguridad
    • La regulación y los cambios legislativos
    • La falta de presupuesto y de recursos
    • Una cultura digital inmadura: falta de alineación y colaboración entre los distintos departamentos de la empresa.

Está en tus manos la decisión de llevar a tu empresa a otra escala de innovación. Así que, ¿qué quieres ser: líder o rezagado?